El 16 de agosto de 2022 ha entrado en vigor la reforma del Reglamento de Extranjería, que se publicó el 26 de julio de 2022 en el Boletín Oficial del Estado (BOE) mediante el Real Decreto 629/2022, de 26 de julio, por el que se modifica el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000.

Esta reforma responde al reconocimiento por parte de la Unión Europea a la contribución de los migrantes para competir eficazmente por el talento a escala mundial. Los Estados Miembros de la UE están introduciendo excepciones en su normativa para facilitar la entrada de trabajadores extranjeros y hacer frente a la necesidad de cobertura de determinados puestos de trabajo.

De este modo, el objetivo que pretende el Gobierno de España es hacer frente de forma ágil a los crecientes desajustes del mercado de trabajo asociados a la escasez de mano de obra desde el ámbito migratorio, así como dar respuesta a situaciones preexistentes no resueltas con la actual legislación de extranjería.

La reforma afecta a las siguientes materias, entre otras:

  1. Estudiantes

Los extranjeros que se encuentren en situación de estancia (estudios, formación o investigación, prácticas no laborales o servicios de voluntariado), están habilitados para trabajar más de tres meses y disponer de contratos de trabajo con una jornada de hasta 30 horas semanales.

Es importante destacar que el trabajo que desempeñen deberá ser compatible con la realización de la autorización de estancia que concedió en su momento la Oficina de Extranjería.

Otras de las novedades que afecta a los extranjeros con autorización de estancia por estudios es la posibilidad de modificar su autorización de estancia por un permiso de residencia y trabajo por cuenta ajena siempre que hayan superado sus estudios, formación o prácticas y cumplan con los requisitos exigidos por la ley.

De esta manera se suprime la condición de permanecer durante tres años como titular de una autorización de estancia por estudios para poder optar a un permiso de residencia y trabajo por cuenta ajena.

2. Arraigos

La reforma ha ampliado algunos supuestos de las autorizaciones de residencia por circunstancias excepcionales (arraigo) y creado el “arraigo por formación”:

a) Arraigo social: Se mantiene el requisito de permanecer en España durante tres años, pero se reducen los requisitos de duración del contrato o precontrato que debe presentarse.

Se admitirán contratos de trabajo con una duración de 30 horas semanales siempre que el salario sea igual o superior al Salario Mínimo Interprofesional (1.000 euros). En el caso de que el extranjero se encuentra al cuidado de menor o persona dependiente, se admitirá un contrato con duración de 20 horas semanales.

b) Arraigo laboral: Para poder optar al arraigo laboral, el extranjero debe permanecer en España durante dos años y demostrar haber mantenido una relación laboral de al menos 30 horas semanales durante seis meses o 15 horas semanales durante 12 meses.

La mala noticia de la reforma es que El Reglamento de Extranjería no se ha adecuado conforme a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, la cual permitía a los solicitantes de asilo y aquellos con recurso interpuesto contra la denegación del asilo, poder solicitar el arraigo laboral.

c) Arraigo familiar: Se trata de un permiso de residencia y trabajo de cinco años (similar al régimen comunitario) para todos aquellos familiares de españoles que se encuentren en algunas de las siguientes situaciones:

  • Padre o madre de un menor.
  • Cónyuges o parejas de hecho registradas.
  • Descendientes menores de 21 años o mayores de 21 si estos dependen económicamente del ciudadano español.
  • Ascendientes mayores de 65 años o menores de 65 que puedan demostrar una dependencia económica.

d) Arraigo por formación: Podrán optar los extranjeros que acrediten la permanencia continuada por un período mínimo de dos años y que se comprometan a realizar actividades de formación ya sea, para la obtención de una ocupación especifica o de las promovidas por los Servicios Públicos del Empleo, así como las de difícil ocupación, o bien para aquellos que realicen cursos universitarios para adquirir competencias y habilidades formativas o profesionales.

La autorización será de 12 meses y podrá ser prorrogada (hasta otros 12 meses) en los casos en los que la formación tenga una duración superior a la autorización inicial.

3. Reagrupación familiar

La reforma ha reducido los medios económicos que necesita el extranjero con permiso de residencia para reagrupar a familiares menores de edad. Se reduce, de esta manera, al 110% de la cuantía de la renta garantizada del Ingreso Mínimo Vital con carácter anual (822 euros mensuales).

Por otro lado, los familiares mayores de edad reagrupados estarán habilitados para trabajar por cuenta ajena y propia, según prefiera el reagrupado.

4. Renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo por cuenta ajena y propia

Se han flexibilizado los requisitos para poder renovar el permiso de residencia y trabajo por cuenta ajena y propia, con el fin de garantizar que los extranjeros puedan permanecer en el mercado laboral y no devenir en irregular.

El plazo de renovación del permiso de residencia y trabajo pasa a ser de cuatro años (antes de la reforma era de dos años) y después de la renovación el extranjero podrá elegir si quiere trabajar por cuenta ajena o propia, no será necesario solicitar una modificación.

Haciendo clic aquí tendrás acceso al texto legal de la reforma (el Real Decreto 629/2022, de 26 de julio).

¿Tienes alguna duda? Te asesoraremos en cualquier materia relacionada con la reforma de la ley de extranjería. Puedes ponerte en contacto con nosotros al correo info@izetaabogados.com o rellenar nuestro formulario de contacto.